Los diferentes tipos de acordes para tocar en la guitarra

La guitarra es uno de los instrumentos más populares y versátiles del mundo de la música. Aprender a tocarla implica conocer diferentes técnicas y conceptos, como los acordes. Los acordes son combinaciones de notas que se tocan simultáneamente y son fundamentales para acompañar canciones y componer música. En este artículo, te presentaremos los diferentes tipos de acordes que puedes aprender en la guitarra, desde los acordes mayores hasta los acordes con cejilla.

Acordes mayores

Los acordes mayores son la base de cualquier progresión armónica. Se forman por la combinación de tres notas: la tónica, la tercera mayor y la quinta justa. Estos acordes tienen un sonido alegre y estable, y son muy utilizados en canciones de diferentes géneros musicales. Algunos ejemplos de acordes mayores son el acorde de Do mayor (C), el acorde de Sol mayor (G) y el acorde de Mi mayor (E).

Para tocar un acorde mayor en la guitarra, debes colocar tus dedos en las cuerdas y trastes indicados en una determinada posición. Cada posición del acorde tiene un número asociado, que indica el traste donde debes colocar tu dedo. Por ejemplo, el acorde de Do mayor se toca colocando el dedo índice en el primer traste de la segunda cuerda, el dedo medio en el segundo traste de la cuarta cuerda y el dedo anular en el tercer traste de la quinta cuerda.

Acordes menores

Los acordes menores tienen un sonido más melancólico y triste que los acordes mayores. Se forman por la combinación de tres notas: la tónica, la tercera menor y la quinta justa. Estos acordes son muy utilizados en canciones de géneros como el blues, el rock y el pop. Algunos ejemplos de acordes menores son el acorde de La menor (Am), el acorde de Mi menor (Em) y el acorde de Re menor (Dm).

Para tocar un acorde menor en la guitarra, debes seguir la misma lógica que con los acordes mayores, pero modificando la posición de los dedos para obtener la tercera menor en lugar de la tercera mayor. Por ejemplo, el acorde de La menor se toca colocando el dedo índice en el primer traste de la segunda cuerda, el dedo medio en el segundo traste de la tercera cuerda y el dedo anular en el segundo traste de la cuarta cuerda.

Acordes aumentados

Los acordes aumentados tienen un sonido característico y llamativo. Se forman por la combinación de tres notas: la tónica, la tercera mayor y la quinta aumentada. Estos acordes se utilizan para crear tensión en la música y generar un efecto de resolución. Algunos ejemplos de acordes aumentados son el acorde de Do aumentado (C+), el acorde de Mi aumentado (E+) y el acorde de Sol aumentado (G+).

Para tocar un acorde aumentado en la guitarra, debes colocar tus dedos en las cuerdas y trastes indicados en una determinada posición. La diferencia principal con los acordes mayores y menores es la posición de la quinta, que se encuentra un semitono más alta. Por ejemplo, el acorde de Do aumentado se toca colocando el dedo índice en el primer traste de la segunda cuerda, el dedo medio en el segundo traste de la tercera cuerda y el dedo anular en el segundo traste de la cuarta cuerda.

TE PUEDE INTERESAR:  Origen y evolución del rabel: un recorrido musical histórico

Acordes disminuidos

Los acordes disminuidos tienen un sonido tenso y disonante. Se forman por la combinación de tres notas: la tónica, la tercera menor y la quinta disminuida. Estos acordes se utilizan para generar tensión y preparar la resolución armónica. Algunos ejemplos de acordes disminuidos son el acorde de Do disminuido (C°), el acorde de Mi disminuido (E°) y el acorde de Sol disminuido (G°).

Para tocar un acorde disminuido en la guitarra, debes seguir la misma lógica que con los acordes menores, pero modificando la posición de los dedos para obtener la quinta disminuida en lugar de la quinta justa. Por ejemplo, el acorde de Do disminuido se toca colocando el dedo índice en el primer traste de la segunda cuerda, el dedo medio en el primer traste de la tercera cuerda y el dedo anular en el primer traste de la quinta cuerda.

Acordes séptimos

Los acordes séptimos son una variante de los acordes mayores y menores. Se forman por la combinación de cuatro notas: la tónica, la tercera mayor o menor, la quinta justa y la séptima menor. Estos acordes tienen un sonido más complejo y pueden utilizarse en diferentes estilos musicales, como el jazz y el blues. Algunos ejemplos de acordes séptimos son el acorde de Do séptimo (C7), el acorde de Sol séptimo (G7) y el acorde de Re séptimo (D7).

Para tocar un acorde séptimo en la guitarra, debes colocar tus dedos en las cuerdas y trastes indicados en una determinada posición. La adición de la séptima se realiza colocando el dedo meñique en el tercer traste de la primera cuerda. Por ejemplo, el acorde de Do séptimo se toca colocando el dedo índice en el primer traste de la segunda cuerda, el dedo medio en el segundo traste de la cuarta cuerda, el dedo anular en el tercer traste de la quinta cuerda y el dedo meñique en el tercer traste de la primera cuerda.

Acordes suspendidos

Los acordes suspendidos son una variante de los acordes mayores y menores. Se forman por la combinación de tres notas: la tónica, la cuarta justa y la quinta justa. Estos acordes tienen un sonido abierto y pueden utilizarse para crear ambientes más etéreos en la música. Algunos ejemplos de acordes suspendidos son el acorde de Do suspendido (Csus), el acorde de Sol suspendido (Gsus) y el acorde de Re suspendido (Dsus).

TE PUEDE INTERESAR:  Los compositores destacados del Romanticismo musical y su legado

Para tocar un acorde suspendido en la guitarra, debes colocar tus dedos en las cuerdas y trastes indicados en una determinada posición. La adición de la cuarta se realiza colocando el dedo índice en el primer traste de la tercera cuerda. Por ejemplo, el acorde de Do suspendido se toca colocando el dedo índice en el primer traste de la segunda cuerda, el dedo medio en el segundo traste de la cuarta cuerda, el dedo anular en el tercer traste de la quinta cuerda y el dedo índice nuevamente en el primer traste de la tercera cuerda.

Acordes de novena

Los acordes de novena son una variante de los acordes séptimos. Se forman por la combinación de cinco notas: la tónica, la tercera mayor o menor, la quinta justa, la séptima menor y la novena mayor. Estos acordes tienen un sonido más completo y se utilizan en géneros como el jazz y el funk. Algunos ejemplos de acordes de novena son el acorde de Do novena (C9), el acorde de Sol novena (G9) y el acorde de Re novena (D9).

Para tocar un acorde de novena en la guitarra, debes colocar tus dedos en las cuerdas y trastes indicados en una determinada posición. La adición de la novena se realiza colocando el dedo anular en el segundo traste de la segunda cuerda. Por ejemplo, el acorde de Do novena se toca colocando el dedo índice en el primer traste de la segunda cuerda, el dedo medio en el segundo traste de la cuarta cuerda, el dedo anular en el segundo traste de la segunda cuerda, el dedo anular nuevamente en el tercer traste de la quinta cuerda y el dedo meñique en el tercer traste de la primera cuerda.

Acordes de onceava

Los acordes de onceava son una variante de los acordes de novena. Se forman por la combinación de seis notas: la tónica, la tercera mayor o menor, la quinta justa, la séptima menor, la novena mayor y la onceava justa. Estos acordes tienen un sonido más completo y se utilizan en géneros como el jazz y el funk. Algunos ejemplos de acordes de onceava son el acorde de Do onceava (C11), el acorde de Sol onceava (G11) y el acorde de Re onceava (D11).

Para tocar un acorde de onceava en la guitarra, debes colocar tus dedos en las cuerdas y trastes indicados en una determinada posición. La adición de la onceava se realiza colocando el dedo índice en el primer traste de la primera cuerda. Por ejemplo, el acorde de Do onceava se toca colocando el dedo índice en el primer traste de la segunda cuerda, el dedo medio en el segundo traste de la cuarta cuerda, el dedo anular en el segundo traste de la segunda cuerda, el dedo anular nuevamente en el tercer traste de la quinta cuerda, el dedo meñique en el tercer traste de la primera cuerda y el dedo índice nuevamente en el primer traste de la primera cuerda.

TE PUEDE INTERESAR:  Orquesta sinfónica vs. Orquesta filarmónica: ¿Cuál es la diferencia?

Acordes de treceava

Los acordes de treceava son una variante de los acordes de onceava. Se forman por la combinación de siete notas: la tónica, la tercera mayor o menor, la quinta justa, la séptima menor, la novena mayor, la onceava justa y la treceava mayor. Estos acordes tienen un sonido más completo y se utilizan en géneros como el jazz y el funk. Algunos ejemplos de acordes de treceava son el acorde de Do treceava (C13), el acorde de Sol treceava (G13) y el acorde de Re treceava (D13).

Para tocar un acorde de treceava en la guitarra, debes colocar tus dedos en las cuerdas y trastes indicados en una determinada posición. La adición de la treceava se realiza colocando el dedo anular en el tercer traste de la segunda cuerda. Por ejemplo, el acorde de Do treceava se toca colocando el dedo índice en el primer traste de la segunda cuerda, el dedo medio en el segundo traste de la cuarta cuerda, el dedo anular en el segundo traste de la segunda cuerda, el dedo anular nuevamente en el tercer traste de la quinta cuerda, el dedo meñique en el tercer traste de la primera cuerda y el dedo anular nuevamente en el tercer traste de la segunda cuerda.

Acordes con cejilla

Los acordes con cejilla son una forma de tocar acordes en la guitarra utilizando un solo dedo para presionar todas las cuerdas en un mismo traste. Esto te permite cambiar fácilmente la tonalidad de una canción sin tener que cambiar la posición de los dedos. Algunos ejemplos de acordes con cejilla son el acorde de Fa mayor (F), el acorde de Si mayor (B) y el acorde de Re mayor (D).

Para tocar un acorde con cejilla en la guitarra, debes colocar tu dedo índice en un traste determinado y presionar todas las cuerdas contra el diapasón. Por ejemplo, para tocar el acorde de Fa mayor con cejilla, debes colocar tu dedo índice en el primer traste y presionar todas las cuerdas contra el diapasón.

Conclusión

Los acordes son fundamentales para tocar la guitarra y acompañar canciones. Conocer los diferentes tipos de acordes te permitirá ampliar tu repertorio musical y explorar diferentes géneros y estilos. Recuerda practicar regularmente y experimentar con las diferentes posiciones y variaciones de los acordes para desarrollar tu técnica y creatividad musical. ¡Diviértete tocando la guitarra y disfruta de la magia de la música!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *